Facebook empieza a desplegar las tiendas en su plataforma

Facebook permite crear tiendas en las páginas de empresa para que los usuarios puedan comprar los productos sin salir de la red social. Es una funcionalidad en fase de pruebas y, por lo tanto, de momento no está abierta a todo el mundo. ¿El objetivo? El mismo que ha perseguido siempre Mark Zuckerberg: conseguir que los usuarios puedan hacer de todo sin abandonar su red social: leer noticias, subir y ver vídeos, divertirse, chatear con amigos y con empresas y ahora comprar.

Las páginas que pueden añadir una tienda tienen un link en azul con el texto “+Add Shop Section” (añadir tienda):

Las páginas que pueden añadir tienda muestran este enlace

Las páginas de Facebook que pueden añadir tienda muestran este enlace.

Así que, si tu página no tiene ese link, tendrás que seguir esperando a que Facebook amplíe a un mayor número de usuarios esta funcionalidad. Algunas marcas norteamericanas, y no precisamente la más grandes, como Snow Lizard, She Insider o American Kennel Club, ya disponen en su página de una tienda. Por lo tanto, se puede decir que de momento Facebook está ofreciendo esta funcionalidad a diferentes tipos de empresas de forma aleatoria.

tienda online en Facebook

Aspecto de la tienda online en Facebook.

Eso sí, algunas plataformas de ecommerce como Shopify también ofrecen la posibilidad de abrir una tienda online dentro de Facebook con las mismas prestaciones que esta nueva funcionalidad que estamos comentando. Así es cómo la española Factory Escrapalia ha conseguido también su tienda online dentro de su página de Facebook.

Tienda online de la española Escrapalia en Facebook a través de Shopify

Tienda online de la española Escrapalia en Facebook a través de Shopify.

El problema es que si no vendes los productos a Estados Unidos, Facebook no deja completar la venta dentro de su plataforma y envía al consumidor a la tienda online para finalizar el pedido (como se puede ver en el botón azul “Pagar en el sitio web”).

Botón Pagar en el sitio web

Cómo gestionar los productos y pagos de las tiendas Facebook

La puesta en marcha de la tienda en Facebook resulta bastante sencilla: se crea una ficha por cada  producto que se desea vender (imagen, descripción, precio, impuestos e inventario) y Facebook revisará que cumple con los requisitos (de una forma similar a como trabaja con los anuncios, que son siempre revisados antes de su aprobación). No hay límite en el número de productos que se pueden subir.

La política de entrega de productos y devoluciones que establece Facebook marca que la mercancía debe ser enviada al comprador en un plazo no superior a 5 días laborables y que el consumidor puede devolver el artículo comprado en un plazo de 45 días. Esta política de envíos y devoluciones no se puede modificar.

La  gestión de los pagos online se realiza con Stripe, por lo que todas las empresas que quieran disponer de una tienda en su página de Facebook necesitarán disponer de una cuenta en esta plataforma.

Para aquellas tiendas que dispongan de una gran variedad de productos, Facebook permite organizarlos por colecciones. Además, los tres primeros productos que se incluyan en la sección de productos destacados (Featured products) serán los que se muestren como escaparate a los usuarios que visiten la página de empresa en Facebook.

Cuando se recibe un pedido, Facebook envía al propietario de la tienda una notificación para que lo gestione. Las empresas, además, pueden ponerse en contacto fácilmente con los clientes por si necesitan más información o realizarles alguna consulta. Una vez que se confirma el pedido, Stripe procesa el pago y el inventario de ese producto se actualiza automáticamente.

Cuando la empresa marca un pedido como enviado, Stripe deposita el pago en la cuenta bancaria que se haya indicado para tal efecto y deducirá un 2,9% del precio de compra y otros 30 céntimos por cada pago correcto.

Facebook ofrece a los propietarios de las páginas estadísticas sobre el número de visualizaciones de cada producto de la tienda, los clics realizados así como las compras que se han efectuado y los ingresos que se han generado.

Por supuesto, las empresas pueden crear anuncios con los productos que venden en su tienda de Facebook, por lo que la red social rentabiliza también de esta forma su nueva funcionalidad.

Fácil y rápido para el comprador

Desde el punto de vista del consumidor, esta forma de comprar resulta sencilla y rápida. Los usuarios sólo tienen que rellenar sus datos personales y los de su tarjeta bancaria una vez. Después reciben confirmación de su compra en el email así como recomendaciones de otros productos de la misma tienda. Facebook conserva sus datos por lo que en las siguientes ocasiones que quieran comprar, los consumidores ya no tienen que volver a cumplimentar más formularios, al estilo de Amazon.

Ahora sólo queda esperar que esta nueva funcionalidad se extienda rápidamente para que cualquier ecommerce pueda crear su tienda online en Facebook de forma rápida y sencilla.

Es un paso más en la guerra por el botón de comprar que están librando las redes sociales actualmente.




Periodista especializada en Social Media, me muevo como pez en el agua en Internet. Puedes encontrarme en Linkedin, Xing, Facebook, Twitter, Youtube, Pinterest, Flickr..., hasta en ¡Tuenti!
Sin comentarios

Responder